terça-feira, 10 de maio de 2011

Poesia de Asalto

 por Gabriel Ruiz de los Llanos

Estamos hartos de esa poesía
que anda por ahí,
poesía de ¡Ay de mí!;
de ascos expandidos
de puras apariencias
de llantos
y vencidos.

Cómo hastía
la propuesta vacía
(conocido argumento)
de oír a Onán, de escuchar su lamento
de lo que no pudo ser.
Como cansa ya ver
escupir a lo Alto.
Pensamos entonces
en almas de fuego
en poemas de asalto.

Nos gusta el verso vivo
el del avance constante
que proponga consigo
ir siempre adelante.

Poesía como junco, flexible.
Sin espíritu vil,
poesía de un sacerdocio
que no vista de civil. 


Nenhum comentário:

Postar um comentário

Observação: somente um membro deste blog pode postar um comentário.